El Coro Nacional de Cuba realizó el estreno de Martianas, la obra de la compositora Beatriz Corona, ganadora del III Concurso de Composición Coral Ibermúsicas 2020

El 29 de enero en el Salón de los Espejos del Museo de la Revolución, el Coro Nacional de Cuba, dirigido por la maestra Digna Guerra realizó el estreno de «Martianas», obra compuesta por la compositora cubana Beatriz Corona que fuera ganadora del III Concurso Composición Coral Ibermúsicas 2021. La obra se compone de cinco piezas para coro mixto sobre textos de José Martí, compuestas a partir de elementos rítmicos de música cubana como la habanera, la guajira, el son y el danzón.

La compositora cubana Beatriz Corona Rodríguez se convirtió en la primera mujer en conquistar el Premio Ibermúsicas de Composición. En este caso, entre 156 presentadas a concurso. La maestra Digna Guerra, de Cuba; junto a los maestros Rodrigo Cadet, de México, y Esteban Louise, de Uruguay, integraron el jurado que en fallo unánime dio por ganadora a «Martianas».

Beatriz Corona no recuerda el momento preciso en el que decidió que se dedicaría a la música; pero influyó en ella el haber crecido en un ambiente musical, donde su padre tocaba muy bien la guitarra y cantaba temas tradicionales cubanos, y su madre, quien la llevase a hacer las pruebas de aptitud para entrar en el conservatorio Alejandro García Caturla, también había estudiado canto lírico, ambos como aficionados. Luego, cursando el nivel medio, Beatriz Corona se cambia de la especialidad de piano a la de dirección coral, donde comienza a escribir sus primeras composiciones, «dada la escasez de repertorio para impartir clases en las más tempranas generaciones». Durante todos estos años de entrega profesional, para esta directora coral y productora, lejos de ser un sacrificio, equilibrar la maternidad con la música «es un placer. Se trata de llevar las dos cosas a la par, reubicar el tiempo para que ambas cosas funcionen: dedicar atención a cada una. Las he disfrutado muchísimo, creo que me ha ido bien. Mis hijos y mi música son mi esencia». En la composición resalta el hábil manejo de patrones propios de géneros tradicionales como la guajira y el son en perfecta sinergia con las exigencias del trabajo coral. Características que prevalecen en el catálogo de esta compositora cuyos primeros pasos fueron guiados por los maestros Harold Gramatges y Alfredo Diez Nieto y que ha logrado un merecido reconocimiento por su valiosa contribución a la música cubana.

La música de Beatriz Corona nutre el repertorio coral de escuelas de música y de reconocidas agrupaciones corales como Exaudi, el Coro Nacional de Cuba y la Schola Cantorum Coralina. Su vasta producción musical incluye más de trescientas partituras de música coral, sinfónica y de cámara, en las que predomina su interés en la voz humana como medio sonoro insuperable. Buena parte de este trabajo autoral y su labor como orquestadora se encuentra recogido en varios discos, entre los que destacan Llueve cada domingo (1987), Aire nocturno (2002), Trova de Cámara (2009), El sitio del corazón (2009) y Pianos (2009).

El premio de Ibermúsicas se suma a otros reconocimientos que ha recibido como la Distinción por la Cultura Nacional (2002), Premios de Composición Uneac (1986, 1987, 1988 y 1989), Premio de Composición Festival de Habaneras de Torrevieja (España, 2002) y Premio Música Coral CUBADISCO 2002.